Próxima parada… Cuzco

Próxima parada… Cuzco. Y esta vez no es una voz enlatada la que suena por megafonía dentro de un vagón abarrotado del metro de Madrid. En este caso quien pronuncia la frase es el azafato del bus, que nos avisa de que ya estamos entrando en la terminal terrestre (que es así como llaman aquí a las estaciones de autobuses). Viajar en bus en Perú en trayectos de largo recorrido es toda una experiencia, asientos de cuero que se reclinan 180º y se convierten en cama, servicio de comidas, pantalla de entretenimiento a bordo en cada asiento, Wi-Fi… vamos, mejor que un avión.

Cuzco es el centro neurálgico del turismo en Perú. En los alrededores del casco histórico casi cada portal es una agencia de viajes donde se acumulan ávidos agentes ofreciéndote la mejor excursión posible. Hemos aprendido que aquí el regateo es un arte y que los precios pueden variar muchísimo en función del número de veces que preguntes.
Empezaba pronto nuestro día para visitar la montaña arcoiris, eran poco más de las 3 de la madrugada cuando poníamos rumbo al inicio del trekking. Con las piernas aún acartonadas del frío comenzamos a avanzar ladera arriba. Cuando caminas a esa altitud sientes como si hubieras cumplido 50 años más de golpe, notas que tus piernas no responden al ritmo que tu cerebro intenta marcar. Tras casi tres horas de caminata por fin divisamos la zona mas alta preparados para ese último esfuerzo. La última rampa de la montaña si bien parecía un capítulo de “The Walking Dead”, más que andar arrastras los pies hasta la cima. Pero una vez arriba había merecido la pena el esfuerzo, contemplas ante ti a unos metros una montaña increible llena de colores formando un arcoiris. Al poco de llegar arriba nos empezó a nevar y enseguida emprendimos el camino de vuelta porque la sensación de frío era insoportable, y además ahí arriba a 5200 metros sientes que cualquier movimiento requiere un esfuerzo titánico. Nuestro sistema inmunológico ya no sabe donde esconderse, hemos pasado en unos días del calor asfixiante de la selva amazónica al frío de alta montaña.

Otro de los puntos fuertes de nuestra estancia en Cuzco ha sido la visita al Valle Sagrado. Sitios como Ollantaytambo, Moray o las salinas de Maras hacen pensar que los incas eran unos auténticos adelantados a su época.

Todavía hoy y tras muchos estudios sigue sin conocerse con exactitud el origen y las técnicas utilizadas de muchas de estas construcciones, quedando así un halo de misterio sobre esta cultura milenaria.

En definitiva una semana muy divertida la que hoy acaba. En nuestro albergue hemos jugado al beer pong, hemos bailado, nos hemos reído mucho e incluso me he atrevido a cantar una cancion en inglés en el karaoke del albergue (haciendo uno de los mayores ridículos que se recuerdan)

Hoy sólo queda irse a dormir pronto y descansar, que mañana comenzamos el camino inca de 4 días hasta Machu Picchu.

Anuncios

Un comentario en “Próxima parada… Cuzco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s